jueves, 21 de junio de 2012

David Hockney: Una visión más amplia.



He sido una de las privilegiadas que ha podido ver, por primera vez, en España; la exposición de David Hockney en el museo Guggenheim de Bilbao. Nunca creí que trajeran 200 de sus mejores cuadros.
Hay que mirar detenidamente los cuadros de Hockney porque llevan un gran mensaje subliminal, ya que consigue que no tengas la sensación de estar mirando un cuadro.

Creo que la filosofía de Hockney es plasmar en su pintura el movimiento que capta el ojo humano al mirar un paisaje, por ejemplo.

 No quiere que se limite a una sola perspectiva porque cuando miramos cualquier cosa hacemos muchos barridos de cada detalle, zona u objeto y esto nos proporciona muchísimos puntos de fuga y de vista diferentes, más parecido al cubismo del que siempre ha sido un gran admirador.

Las fotos de los cuadros de Hockney son maravillosas y es una pena que en esta exposición sólo había 4 postales diferentes de sus 200 obras. Menos mal que el catálogo:” David Hockney. Una visión más amplia” es muy completo y recoge todos los cuadros de la visita.

Los videos de Hockney pintando y siendo entrevistado no tienen desperdicio y también son una obra de arte para ver muchas veces!
Me ha encantado el libro “David Hockney. El gran mensaje  Conversaciones con Martin Gayford ”  tan ameno y que se lee enseguida, aunque las  fotos de los cuadros son ridículamente pequeñas; casi hay que usar una lupa para apreciar los detalles. Menos mal que lo importante es el contenido!

Casi siempre al salir de  una exposición me pregunto quién es el encargado de escoger las obras que se van a reproducir y vender y en qué formatos. No me explico cómo, alguien con ese trabajo no tenga el criterio o la necesidad de ofrecer lo que se ha visto en cada exposición de la mejor manera posible.

Me parece que cualquier persona con un mínimo de sensibilidad y criterio escogería más fotografías de los cuadros que no está permitido fotografiar durante la visita y haría mejores catálogos de estas exposiciones temporales tan maravillosas que solamente suele haber en los grandes museos del mundo.

He podido observar cómo los vigilantes de las salas de estos museos no se inmutan ni miran lo expuesto; y muchas veces hemos comentado entre risas que los escogen aposta así para que no se entretengan admirando las obras y puedan así vigilar sin distracciones!

A lo mejor es sólo mi punto de vista, pero me hizo muchísima ilusión poder hablar con un vigilante de seguridad que había coincidido personalmente con David Hockney cuando estaba supervisando la colocación de sus obras y me contó que es el artista más simpático de los muchísimos que han pasado por el Guggenheim; y que hasta le había presentado a su hermana!

No me cabe la menor duda de que David Hockney, además de ser un maestro de la pintura, tiene que ser muy alegre; porque sólo un gran hombre como él puede representar las cosas mejor y más bonitas de cómo son  y puede transmitir esa sensación (que sólo los grandes artistas que le han precedido tienen) de que es facilísimo hacerlo como él.

No tengo palabras para expresar las virtudes y conocimientos de David Hockney; pero he de decir que es de admirar que un hombre con sus posibilidades, trayectoria y nivel de vida; se haya tomado y se siga tomando las molestias de trabajar tanto, investigar, aprender e indagar sobre cosas que a los demás nos pasan desapercibidas! 

Cada cuadro suyo es una lección magistral y tiene muchísimo trabajo detrás!

David Hockney tiene esa inquietud tan maravillosa que sólo se puede atribuir a los grandes genios Renacentistas!

Os recomiendo encarecidamente que la veáis si podéis. Yo pienso volver e iría todos los días!

jueves, 19 de abril de 2012

Basilius Besler.

Tulipa Globosa Serotina y Sultan Zambach 24x 32cm Plumilla y acuarela.




Llevo 15 años pintando el Herbario de Basilius Besler a plumilla y acuarela. Él tardó 16 años en terminar su “Atlas Botánico” en 1613.






Como ya no existen todas las planchas originales de cobre donde están sus grabados (pues  fueron fundidas al comenzar la guerra para hacer armas) yo me he dedicado a copiarlas a plumilla y acuarela para que todo el que quiera las pueda disfrutar ya que quedan bien en todas partes.




 Lo tituló: “Jardín de Eystettensis“ y consiguió cambiar el concepto actual de la botánica.




Es muy difícil encontrar un original y si los encontrasemos; costarían entre 6.000€ y 30.000€ cada lámina dependiendo de la dificultad.




Besler era un farmaceútico enamorado de las plantas; y quizás por eso no se limitó a hacer un herbario como los de los siglos anteriores que contenían en su mayoría hierbas medicinales o culinarias representadas de una manera tosca y a veces difícil de identificar.



Además de representar cada planta con muchísimos detalles y colocarlas en cada tomo de una manera muy artística; su libro tiene un concepto tan moderno y tan actual de la estética que parece hecho ayer.




Hicieron dos versiones: una en barato blanco y negro para su uso como libro de referencia, y una versión de lujo sin texto, impreso en papel de calidad y ricamente coloreadas a mano.




La versión de lujo se vendió por la exorbitante cantidad de 500 florines, mientras que las copias simples, sin colorear costaban 35 florines cada uno.



Besler se compró una buena casa en una zona de moda de Nuremberg, a un precio de 2 500 florines (lo que costaban cinco láminas coloreadas del “Jardín de Eystettensis”).




miércoles, 11 de abril de 2012

Como descubrí a David Hockney.

Empecé a pintar  estos paisajes  hace años, al volver de un pueblo al que fuimos a pintar del natural.











Me alegró mucho que la dueña de la casa que había pintado en mi cuadro, quiso comprarmelo;  diciéndome que había representado tan bien la luz y la alegría del lugar donde habían nacido varias generaciones  de su familia desde 1900, y que la emocionaba mirarlo.



Una de las profesoras que nos acompañaba, me dijo que mi estilo la recordaba mucho a un pintor Inglés archiconocido, llamado  “David Hockney”.


Por aquellos años no habíamos oído hablar de él ni siquiera en la facultad.  Y en esa época Internet no tenía los recursos que tiene ahora.   


Retratos rápidos en acuarela. 


Como no hay casualidad, nada más volver a Madrid, una amiga de mi madre me regaló  un doble catálogo de la última exposición de David Hockney  en Londres.
No puedo olvidar ese momento, su pintura tan maravillosa me conmovía. He pasado tantas horas  estudiando esas fotos! Cada detalle, cada pincelada…
Las vistas desde mi casa, son de toda la sierra de Madrid y eso fue lo que me puse a hacer emulando a este recién descubierto maestro.



David Hockney, pinta todos los días.
"La mayoría de los artistas trabajan todo el tiempo ... artistas especialmente buenos ...Quiero decir, ¿qué más hay que hacer?" 


"A medida que uno envejece, se hace un poco más difícil mantener la espontaneidad, pero yo me esfuerzo por lograrlo“ David Hockney.


viernes, 30 de marzo de 2012

Marte Pensando.

Acabo de terminar una de mis estatuas preferidas del Louvre! Y he puesto un vídeo del proceso de creación.



video

La he llamado: “Marte pensando” es un lienzo de 90 x 116 pintado en acrílico.

Investigando, me ha sorprendido saber la historia que hay tras ésta representación de este fuerte y varonil dios griego de la guerra.

Su escultor, Lisipo, quiso inmortalizarle de manera poco digna; mostrándole desarmado y relajado, víctima del amor que se enreda entre sus pies.


Esta escultura de bronce del museo del Louvre, perteneció a la familia Ludovisi, por el que recibe su nombre.


La gente pasa junto a ella casi sin verla, con la prisa de entrar a ver la Gioconda de la sala de al lado.
!Ellos se lo pierden! 






jueves, 29 de marzo de 2012

Libros y Plantas.

 La inspiración surge en cualquier momento de serenidad y en un momento de descanso que estaba mirando mis libros apilados mientras me montaban una librería más grande, me dí cuenta de que quedaban de maravilla amontonados junto a mis flores y adornos favoritos.
  "Cáctus y Libros"  Acrílico120x 93.

Lo quise pintar inmediatamente para guardar ese momento y me ilusiona ver que la gente que los ha visto, ha deseado tener cuadros con sus libros, plantas y objetos favoritos; creo que tienen un gran valor sentimental y es una manera de parar  el tiempo con recuerdos gratos, dejando evidencia de esa sensación.


" Mi Violeta "  Óleo 46 x 38.

Para mí es muy importante representar y pintar, las cosas y objetos que nos gustan o inspiran ciertos sentimientos ya que nos producen un efecto de serenidad, bienestar y armonía. De hecho, éste cuadro de arriba "Mi Violeta" no lo he querido vender a pesar de que me han ofrecido mucho dinero por él, porque lo pinté en un momento muy importante de mi vida.

Será que como viajo mucho sola, me he dado cuenta de que si no haces fotografías o captas físicamente de alguna manera esos momentos, al cabo de un tiempo, es como si no hubieran existido.




miércoles, 28 de marzo de 2012

Trampantojo de "David" de Miguel Angel

Desde que vi hace años la estatua del David de Miguel Angel, en La Galería de la Academia de Florencia,  decidí que tenía que hacer un trampantojo de la escultura de Miguel Angel para poderla ver todos los días en mi casa. 
La la luz, el volumen y la profundidad de la pintura en el lienzo, hacen que parezca una auténtica escultura.

Hay muchas personas, que como yo, adoran la escultura y no pueden tener sus estatuas favoritas en casa, por eso, he pintado varias esculturas por encargo.

He decidido escribir este blog, para poder comentar mis obras y compartir lo que siento al realizarlas. 



El trampantojo, o "trampa ante el ojo, (en francés) es una técnica pictórica hiperrealista que juega con la perspectiva y otros efectos ópticos consiguiendo disfrutar de la sensación de tener y admirar cualquier cosa de 3 dimensiones en un lienzo.

El trampantojo es mágico, ya que puedes abrir espacios en paredes y muros creando la ilusión óptica de que el objeto existe realmente.
Un buen trampantojo, transforma cualquier habitación y la amplía, llevando la luz a zonas oscuras, añadiendo ventanas, escaleras, puertas, librerías, muebles y escenas más complejas en cualquier espacio que se desee. Tanto en el interior como en el exterior.

Pintando las paredes de las habitaciones infantiles éstas se llenan de vida y se convierten en el mundo mágico y de fantasía